Voces robadas

Este conjunto de obras titulado «Voces robadas» está dedicado a aquellos a los que se les arrebató la voz prematuramente por ser quienes eran, por lo que decían, por lo que hacían. Por el racismo sistémico. Por el racismo. Por la misoginia. Por nuestro privilegio. Por nuestro silencio.

Los acontecimientos que siguieron al asesinato de George Floyd por parte de los agentes de policía de Minneapolis me recordaron que no puedo seguir ignorando la violencia, que no debo seguir callando. Al reflexionar sobre Black Lives Matter y Say Her Name y Idle No More, recordé las vidas que se perdieron y las voces que se llevaron. Nada de esto es nuevo, nada debería ser noticia. Mi privilegio me ha permitido seguir con mi vida.

Los nombres de la mayoría de estas piezas deberían ser conocidos por todos nosotros. Búscalos. Pregúntame. Recuerda sus nombres. Mantener sus voces vivas.

Esto es sólo el principio. Continuaré con esta serie. Seguiré recordando las voces robadas.